¿Conoces los stop loss que se emplean en Trading? Si nunca los has puesto en marcha, es momento de saber más sobre ellos y llevarlos a la práctica. Desde Zartex te acompañaremos para que obtengas el mayor beneficio en tus operaciones.

Qué es un stop loss en bolsa

Cuando hablamos de los stop loss en inversiones, nos referimos a una orden que adjudicamos a una operación concreta para, como su nombre indica, detener la pérdida en caso de haberla. Es una de las herramientas más importantes a la hora de invertir en bolsa, ya que nos permite gestionar perfectamente nuestro capital y el riesgo que estamos dispuestos a asumir.

Su funcionamiento es bastante sencillo: en el momento en el que el precio de un activo alcanza el nivel en el que hemos establecido nuestro stop loss, la orden se cierra con el precio que hayamos elegido.

Tipos de stop loss

Hay diferentes maneras de utilizar los stop loss en bolsa, según cómo actúen o qué nos ofrezcan. En

función del momento de su ejecución, por ejemplo, encontramos los stop loss garantizados y los no garantizados. Estos últimos son los habituales, gratuitos y sin mucho más que explicar.

Los stop loss garantizados son aquellos que garantizan que el broker cerrará tu operación en gaps del mercado. Suelen llevar aplicado una comisión por apalancamiento, pero si mantienes una buena diversificación no serán necesarios.

Por otro lado, encontramos stop loss con distancia mínima o sin ella, o los stop loss dinámicos o trailing stop. Estos últimos van moviéndose al ritmo de tu operación cuando te beneficia, protegiendo la rentabilidad que se acumule.

Ventajas de la orden stop loss

Te ayuda a limitar tus pérdidas

La principal ventaja de los stop loss es que reducen las posibles pérdidas de una operación. Podrás gestionar el riesgo de tu cartera para preservar el máximo de capital, conociendo la pérdida máxima que estás dispuesto a asumir. Es muy común pensar: “esto subirá en algún momento”. Pero no siempre es así. O a lo sumo, termina subiendo al cabo de 15 o 20 años. ¿Vas a estar más de una década con el dinero parado sin tener ni idea de cuánto ganarás o perderás?

Sirve para medir tu tasa de éxito

Si, como ya te explicamos en otros artículos, llevas un seguimiento de tus operaciones y puedes volver atrás en el tiempo para analizarlas, verás en cuántas de ellas habrás cerrado con un stop loss. Si estás por debajo del 30%, es que la estrategia está funcionando. También te ayudará a ver que, si tu stop loss es ajustado, una nueva operación con un pequeño movimiento a favor te servirá para mejorar tu situación.

Contribuye a optimizar tu tiempo

Cuando estableces un stop loss no tendrás que estar pendiente a cada segundo de los gráficos. Podrás parar un momento y analizar el mercado, aunque estés en pérdidas, para ver cómo se están moviendo tus operaciones.

Te garantiza controlar tus emociones

Esta herramienta te dará un extra de tranquilidad, con la que tendrás claro cuánta es la pérdida que puedes asumir. No se trata de dejadez, sino de estar seguro de que no lo vas a perder todo. Te ayudará así a aprender y tratar de adecuarte a cada situación del mercado.

No cuesta nada

Bueno, a todas las personas nos gustan las cosas gratis, ¿no? Pues una herramienta tan útil como esta, que además no tiene coste alguno, necesita ser entendida por completo para usarla a tu favor. De ahí que también debas comprender sus desventajas.

Desventajas

No siempre está disponible en los gaps

Existe la posibilidad de que algunos de los brokers con los que operes no te garantice el precio entre el cierre del mercado y su nueva apertura. Para eso existen los stop loss garantizados que hemos comentado más arriba.

Puede que cierre tu operación de forma prematura

Si el activo con el que estás operando tiene un pequeño bajón justo antes de rebotar y subir como la espuma (o al contrario) y tu stop loss estaba en esa zona, es posible que no te hagas con esos beneficios por el cierre prematuro. Aun así, debes asumir estas pequeñas pérdidas regularmente para reducir el riesgo y mantener la regularidad.

Cómo poner un stop loss

Ya hemos dicho que, al abrir una operación, es imprescindible siempre poner un stop loss y un take profit. La mayoría de herramientas de trading que utilices te permitirán hacerlo de manera sencilla antes de entrar al mercado o ya con la orden en marcha.

Para establecer esta medida puedes hacerlo en función de un número fijo de pips, un precio o un periodo de tiempo; entre otras maneras. Estudia bien la operación, ten en cuenta los soportes y resistencias históricos de ese bien y analiza la volatilidad de ese mercado.

Al ponerlo, por ejemplo, en una pérdida de 100€, pregúntate lo siguiente: ¿me va a molestar perderlo? Si la respuesta es “no”, si puedes asumirlo en tu cartera, adelante. Si, por el contrario, es “sí”, analiza de nuevo el movimiento que vas a iniciar y busca una operación mejor o unos parámetros más ajustados.

Cuándo usar un stop loss en nuestras inversiones

Como ya hemos repetido una y mil veces, siempre debemos hacer uso de esta herramienta. No se nos obliga a hacerlo, pero dentro de una estrategia adecuada (especialmente si no eres profesional) es imprescindible.

Limitaremos el stop loss al máximo que podamos asumir, mientras que podemos ir subiendo esta cifra para asegurar beneficios si no utilizamos los trailing stop que ya hemos comentado. Por su parte, el take profit también lo podemos instalar en la ganancia con la que estaríamos satisfechos; que igualmente podremos modificar según se mueva el mercado.

Puede que los especialistas que trabajen el trading a largo plazo o que dediquen su vida profesional a esto no los usen, por diferentes motivos. Pero para todo aquel que no tenga una larga experiencia, lo recomendamos encarecidamente.

Como habrás visto, el uso de stop loss se vuelve vital a todos los niveles, y con Zartex tendrás toda la información para saber utilizarlos. En nuestra página web te enseñaremos diferentes estrategias sobre cómo obtener una rentabilidad consistente a largo plazo, con un crecimiento lineal prolongado.