Alguna vez ya he hablado sobre la importancia del psicotrading, y hoy por fin me he decidido a contarte lo más relevante de la psicología con respecto a nuestras operaciones. Es obvio que hace falta control emocional para hacer trading, pero no más que para actuar en otras áreas de la vida. Lo importante es saber qué estás haciendo y por qué lo estás haciendo.

Sigue leyendo para sentar las bases sobre la gestión emocional en el trading ⬇️

Qué es el psicotrading

Si alguna vez te has preguntado por qué necesitas psicología en el trading, la respuesta es muy sencilla porque mucha gente sufre estrés al entrar en el mercado. Y eso debes evitarlo. Quieres controlar algo que está fuera de tus posibilidades, movimientos a gran escala que sobre los que no puedes actuar, y se generan emociones que te hacen caer en el estrés.

También te gustará:

¿Qué es el termostato financiero?

¿Cómo ganar dinero por Internet?

¿Por qué necesitamos la psicología del trading?

Hay tres factores importantes que intervienen cuando estás en medio de una operación, especialmente, si se está moviendo en una dirección que no era la que esperabas. Seguro que eres de los que piensa que tú no eres así, pero seguro que te ves reflejado en alguno de estos casos:

  • Quieres arriesgar más.
  • Te tomas las pérdidas de forma personal.
  • Eres un poco (o bastante) bipolar.

¿Te suena alguno? Lo vemos al detalle:

- Quieres arriesgar más. Si la operación va bien, quieres aprovechar la ocasión e inviertes más dinero para ganar todavía más. Si, por el contrario, vas en negativo, intentas meter más dinero para recuperar las pérdidas conforme vaya subiendo. A los seres humanos les gustan las emociones porque generan dopamina y, muchos, quieren escapar de su realidad a través del trading. Y justo aquí es donde debes mejorar tu gestión del riesgo. Lo más importante antes de empezar a tradear es tener una vida balanceada y con la que te sientas bien.

- Las pérdidas como algo personal. Cuando una operación sale mal, tratas de buscar en qué has fallado para encajar las piezas. Te echas las culpas a ti mismo de una cosa que, como ya te he dicho, no tienes el control. Si tienes un cuaderno de trading y sigues una estrategia correcta, vas en buena dirección. Este tipo de situaciones pueden darse, pero tu estrategia te llevará a los beneficios a largo plazo. Lo importante es tomar la decisión que tomaste bajo unos criterios concretos, que has visto que funcionan en pruebas anteriores.

- La bipolaridad. Bajo el concepto del “péndulo emocional” existe una teoría que dice que, cuando más te entusiasma algo; más te enfurecerás si ese algo no ocurre. Debes tratar de ser alguien mentalmente estable. Si solo ves lo positivo del trading, las ganancias, la emoción, y crees que siempre va a ser así; llegará el momento en el que falles y te pases todo el día de morros, enfadado con todo lo que tienes alrededor.

Aprende a gestionar tus emociones en el trading

A través de la tabla de probabilidad que encontrarás en Zartex Pro sabrás dónde está la mejor zona de trabajo para tus operaciones. Gracias a ella podrás tomar decisiones objetivas sin poner en juego tus emociones. Podrás conocer el rendimiento a largo plazo de los diferentes tipos de operación; con porcentajes que te indicarán el beneficio a futuro que conseguirás con ellas.

Es por esto que el desenlace de una operación concreta no debe afectar a tus estado de ánimo. Si no controlas la gestión emocional en el trading, vas a estar sufriendo y generando estrés por un movimiento que no puedes controlar. Debes comprender que tu estrategia es la correcta y que puedes tener la mala suerte de que una operación salga mal.

Tú preocúpate de montar un buen plan de trading, contrastado y que hayas comprobado que funcione a largo plazo. Analiza bien los movimientos antes de entrar a una operación para tomar la decisión correcta. Y, una vez lo hayas hecho, deja que el mercado se mueva como tenga que moverse. Ahí ya no puedes interceder.

Para mantener un perfil bajo en tus emociones, debes tener en cuenta dos puntos muy importantes:

  • El dinero de tu cuenta de trading debe ser dinero que no necesites en absoluto. Que puedas perderlo mañana mismo y no ponga en riesgo tus necesidades básicas. Solo así estarás tranquilo pase lo que pase.
  • Controla la pérdida individual de cada operación. Si pierdes un 1% (como ya dijimos en su momento cuando hablamos de gestión del riesgo), debe preocuparte pero no mucho. Si ese 1% es demasiado grave para ti, reduce tu cuenta de trading hasta que no lo sea. Debe importarte perder, porque así te inspirará a tomar mejores decisiones en el futuro; pero no marcar tu humor.

Como ya te he dicho, el psicotrading debes tenerlo muy en cuenta, pero no más que lo que necesitas para el resto de tu día a día. No dejes que el estrés te domine, estructura tu vida en torno a lo que te inspira y no pienses que con esto puedes pegar el pelotazo y hacerte rico o despejarte de una vida que no te gusta. No seas adicto a la emoción: el trading, cuando se controla el riesgo, es aburrido; pero es rentable.

Recuerda estas palabras de Warren Buffet: “Es más importante preservar que ganar”.

¡Descubre cómo profesionalizar y escalar tu trading en sólo 90 días!