Las operaciones con cambios de tendencia son una de las herramientas más habituales en trading, por lo que no pueden ser tomadas a la ligera. Ciertamente, se conocen mercados con orientaciones alcistas o bajistas bastante claras, pero también se sabe que el cambio de tendencia puede ser una oportunidad operativa a tener en cuenta. 

Aunque es importante ser capaz de analizar el conjunto de los datos y la situación del mercado. Es decir, lo que parecía ser «la mejor oportunidad para abrir una posición» puede ser solo el preámbulo de una tendencia aún no consolidada. Estas pequeñas “trampas para principiantes” son un obstáculo frecuente a la hora de conseguir un buen target de rentabilidad.

Si estás cansado de no saber cómo predecir las tendencias, entonces sigue con nosotros. Te diremos todo lo que necesitas saber sobre las tendencias y, como las temporalidades y los factores de reversión te permitirán beneficiarte de los cambios. 

¿Qué son las tendencias en trading?

Las llamadas orientaciones bajistas/alcistas o ‘líneas de tendencia’ son los canales que señalan la evolución de un mercado en tiempo real. Cada canal tiene dos líneas principales: la superior e inferior, identificadas como “resistencia o techo” y “soporte o suelo”, respectivamente.

En su interior, estas líneas marcan el precio máximo y mínimo conseguido por el activo de dicho mercado. A un rango más global, podemos comprobar con ellas si el valor del activo tiene un comportamiento alcista o bajista (si el canal asciende o desciende). 

¿Qué pasa cuando el valor de un activo supera el techo o suelo del canal? Existe la posibilidad de que ocurra un cambio de tendencia.

¿Cómo detectamos el cambio de tendencias? Los indicios

Una definición sencilla es que un cambio de orientación ocurre cuando la oscilación de valores rompe (en al menos dos puntos) las líneas del canal.

Sin embargo, consideramos que no es una definición del todo precisa. Después de todo, existen movimientos de retroceso que rompen las líneas de tendencia, pero se corrigen luego de una consolidación. Esto amplía la tendencia existente y la vuelve una supertendencia.

Los mejores indicios de un cambio de tendencias son:

  • Ruptura agresiva y profesional de la línea de resistencia o soporte (casi vertical).
  • +Que, durante una consolidación, haya una vela que envuelva a las anteriores.
  • La presencia de sombras o ‘mechas’ de velas fuera de la ruptura de la tendencia.
  • Los patrones ABC o ‘banderas contraídas’ pueden señalar un cambio agresivo de tendencia.

¿Qué es la temporalidad en trading?

Los cambios de tendencias se producen por oscilaciones de los precios en tiempo real. Las medidas de tiempo, que registran dichos movimientos, se denominan temporalidades.

Generalmente, es explicado en el formato de «velas». El punto de arranque y cierre de una temporalidad forman el cuerpo de una vela, siendo sus “mechas” las variaciones previas al cierre.

Cómo podrás imaginar, es posible visualizar la evolución de las tendencias desde diferentes marcos horarios. Es decir, podrás verificar en las distintas velas los movimientos ocurridos en el mercado, en temporalidades inferiores.

Por ejemplo, en el gráfico de una semana, deberías ver 24 velas diarias. Por otro lado, en el diario, 24 velas horarias. Y, en la visualización horaria, velas que agrupan los movimientos cada tantos minutos. En cada una de ellas, se mostrará la evolución del gráfico.

¿Cómo operar teniendo en cuenta la temporalidad?

Comparar las velas con sus temporalidades inferiores permite darle un seguimiento más preciso a las posibilidades de rebote o ruptura. Puede que lo que parezca (o sea) una tendencia semanal bajista, refleje las indicaciones de un cambio en su temporalidad diaria.

Pero, no solo sirven para que puedas anticiparte a los cambios. Aun cuando las temporalidades superiores tengan orientaciones bajistas, puedes aprovechar los impulsos de precios en temporalidades inferiores, para obtener un pequeño porcentaje de ganancias. 

Es lo que llamamos Scalping; abrir y cerrar posiciones de compra/venta en breves intervalos de tiempo.

Recomendamos aprovechar los momentos donde alguna vela señale un mínimo fuera de la tendencia. En concreto, cuando ocurra una segunda ruptura agresiva. Esto, tras una consolidación, puede señalar un punto de rebote.

Indicadores técnicos de reversión

Una reversión es un cambio total en las tendencias, que altera por completo los precios del activo en dicho mercado e invierte su orientación. Básicamente, lo que antes se consideraba un desarrollo bajista, obtiene una dirección alcista o viceversa.

Cómo ya explicamos, es normal que las velas rompan los soportes y resistencias de los canales. Sin embargo, cuando no se produce una corrección, la tendencia entra en estado de reversión.

Para poder adelantarse a dichos cambios, las plataformas de trading cuentan con indicadores técnicos sobre la reversión. Estos son la fuerza relativa y las bandas de Bollinger.

RSI o índice de fuerza relativa

Cuando se trata de un análisis técnico completo, el RSI o Índice de Fuerza Relativa es un parámetro de mucha importancia. Es utilizado para calcular la magnitud de los impulsos en la oscilación de precios, que se traduce en el ritmo de compra y venta del activo.

Este índice emplea rangos de 0 a 100, que indican las posibilidades de rebote de los precios con base en sus tasas comerciales. Por ejemplo:

  • En el rango de 30-50, el activo de dicho mercado experimenta sobreventa. Es decir, hay más ofertas que demanda, reduciendo su valor y posibilidad de impulso.
  • En el rango de 50-70, el activo comienza a experimentar sobrecompra. En pocas palabras, la demanda se hace mayor y su precio puede adquirir un patrón alcista.

Bandas de Bollinger

El otro parámetro que no debe ser dejado de lado son las bandas de Bollinger, ya que miden la volatilidad del activo en tiempo real.

Este análisis técnico se desarrolla en torno a tres bandas (superior, central e inferior). En primer lugar, identifican comportamientos en las tendencias, como los procesos de ruptura, los giros y retrocesos (movimientos en W y M). Estos pueden ser indicios de avances bajistas o alcistas.

En segundo lugar, según la separación de sus bandas, se determina la variabilidad del precio en el activo comercial:

  • Si la separación de las tres bandas es muy ancha, es indicativo de una alta variabilidad en los precios del mercado.
  • Si la separación de las bandas es estrecha, es señal de que hay poca variabilidad en dicho mercado.

¿Te interesa saber más sobre cómo analizar las temporalidades y los cambios de tendencias? En Zartex, tenemos un curso gratuito de finanzas, perfecto para cualquiera. No necesitarás más ayuda ¡Podrás ser “tu experto en Trading de confianza” e invertir exitosamente!