Puede parecer que los hábitos de un trader deben ser duros y exigentes, especialmente cuando te estás iniciando en el mundo del trading. Pero yo no creo que sea así. Implican cierto sacrificio y esfuerzo, está claro, pero no más de lo que otros trabajos pueden requerir. Y el beneficio que puedes obtener es mucho mayor que en empleos mal pagados que te tienen 10 horas al día queriéndote tirar de los pelos.

Piensa en algunos de los hábitos que tus conocidos o tú mismo tenéis y no te aportan absolutamente nada. Estar todo el tiempo tirado en el sofá, dormir poco o no alimentarte bien solo te producen cansancio, hastío y desgana frente a todo lo que ofrece la vida. Todo este tipo de actividades debemos eliminarlas para ser productivos.

Ojo, que no me refiero a que no puedas tomarte un día de descanso o disfrutar de un buen paseo o salir a cenar; estoy hablando de las rutinas diarias que marcan nuestro día a día. Así que hoy quiero enseñarte algunos trucos que, con un poco de empeño, pueden darte mucho rédito en el mundo del trading.

Te gustará:

¿Qué es el scalping en trading?

Tipos de stop loss

Cualidades y hábitos de un trader de éxito

Algunas de las cualidades para ser trader no tienen que ver con las finanzas ni con la economía, ni siquiera con el trading. Pero las que te presento aquí sí que son muy concretas de este mundo (al menos las tres primeras). Son solo unas pocas prácticas que debes incluir en tu jornada habitual para que mejore tu trading y hagas operaciones más exitosas con mayor facilidad.

Watchlist

Hacer tu lista de operaciones pendientes te ayudará a ganar consciencia de lo que está ocurriendo en el mercado. Esto es importante para poder prever las próximas tendencias y tomar mejores decisiones objetivas. Además, te hará afianzar los conceptos sobre el trading, mejorar tu flujo de trabajo y visualizar mejor los gráficos de un vistazo.

Te recomiendo que esto lo hagas dos o tres veces al día. Una vez por la mañana, sobre las 9.00; otra por la noche antes de dormir (a las 23.00) y, a mediodía, si ha habido algún movimiento importante también echarle un ojo. Si te apoyas en herramientas como Google Calendar, o como las que ofrece tu propio teléfono, podrás implementar los horarios para no olvidarlo.

Track Record

Llevar un historial de las operaciones que realizamos es clave para optimizar tu estrategia y revisar tus datos para mejorar como trader. También es recomendable que incluyas información subjetiva sobre tu estado de ánimo o las condiciones que te rodeaban, así como la explicación de por qué tomaste esa decisión.

Al igual que antes, las alarmas y horarios serán sumamente importantes para no saltarte nada. No te diré que rellenes el track record después de cada operación, pero al menos hazlo una vez al día para cerrar tu jornada de trabajo.

Backtesting

Para saber si realmente tu estrategia funciona, debes tener este hábito entre tus actividades frecuentes. Comprobarás qué estás haciendo bien y qué no, serás más neutral a la hora de tomar decisiones y comprenderás mejor tu estrategia y cómo mejorarla.

En el curso de Zartex Pro implantamos un método conocido como 21/66/90, que se trata de los diferentes días necesarios para establecer un hábito en tu vida. Por lo tanto, te invito a que hagas backtesting una vez al día durante las primeras tres semanas. Después, podrás hacerlo simplemente dos o tres veces por semana para comprobar que todo sigue en orden.

Hambre

Con esto no me refiero a que tengas que estar siempre eufórico y con ganas de llevarte el máximo beneficio; al final eso termina acabándose. Es mucho más importante el “hambre” a largo plazo, tener el foco en tu Estrella Polar y buscar lo que te inspira y motiva en esta vida para conseguirlo.

Esto te ayudará a estar alineado con tus valores, a identificar tus objetivos y a saber mantenerte en el camino que querías cuando te asalten las dudas. Sé estricto contigo mismo y no incumplas tus propias promesas. Si empiezas a fallarte (por ejemplo, a saltarte la dieta o a engañarte para no seguir tus rutinas), terminarás por acostumbrarte a no tomarte en serio tus decisiones.

Lo mejor para esto es meditar un poco cada mañana, por ejemplo, te hará sentir más seguro y tranquilo, y a mantener la concentración en lo que de verdad importa. También te recomiendo llevar un journal en el que puedas identificar aspectos negativos para cambiarlos por otros mejores, conocer mejor cómo te sientes y, en general, ver tu propia vida desde otra perspectiva.

Si te fijas en estos pequeños hábitos de un trader, no te estoy hablando de grandes sacrificios ni algo imposible de realizar. De hecho, son acciones que te producen mucho más beneficio de lo que te cuesta hacerlas. Si les prestas un poco de energía y de tiempo, recogerás frutos muy positivos en el futuro.

¡Apúntate a esta clase gratuita!