Seguro que te gustaría ganar dinero desde casa sin mover ni un dedo. O al menos, haciendo lo menos posible. No es raro, todos pensamos en eso. Así que hoy voy a darte algunas ideas que puedes desarrollar y que, a pesar de ser sencillas, con ellas puedes conseguir ganar dinero extra desde casa a final de mes.

También te gustará:

¿Cómo usar Binance?

¿Qué necesito para hacer trading?

Formas de ganar dinero por internet desde casa

Lo primero que debes saber antes de que te cuente cómo ganar dinero por internet, es que no vas a hacerte rico de un día para otro. Esto no va de eso. Vas a tener que armarte de paciencia, hacer cosas sencillas un día y otro, para que al final puedas ir viendo resultados cada vez más grandes.

Los trucos que te presento hoy para ganar dinero online son solo algunos ejemplos, los que yo he visto que funcionan más a menudo. Pero puedes buscar métodos parecidos y probarlo durante unos meses para tratar de sacar tus propias conclusiones. De hecho, te invito a que termines este artículo y hagas el análisis final.

Fiverr y otras plataformas para freelances

Si sabes hacer algo, hazlo para otros. Mucha gente y muchas empresas necesitan diseñadores gráficos, compositores de alguna banda sonora, redactores, editores de vídeo… Busca en diferentes plataformas como Fiverr o las más adecuadas a tu especialidad y empieza a ofrecer tu trabajo, aunque sea por poco dinero.

La clave para ganar dinero por internet es encontrar el desequilibrio entre la oferta y la demanda. Busca una temática en la que haya mucha demanda pero la gente aún no lo haya explotado. Si eres capaz de ser de los primeros en satisfacer esos encargos, podrás afianzarte como voz importante en el sector y aumentar tus precios.

Impartir cursos e infoproductos

Si ya has pasado por lo anterior, seguro que poco a poco te has ido convirtiendo en un experto en tu materia. ¿Por qué no aprovechas esos conocimientos y se los enseñas a otras personas? Puedes empezar por crear un blog y ofrecer contenido interesante, a la vez que preparas una versión premium de tus competencias para quienes decidan pagar por ellas.

Una de las ventajas de ganar dinero online con estos cursos o infoproductos es que, una vez hayas creado lo más general, podrás venderlo tantas veces como quieras, simplemente actualizándolo si es necesario cada cierto tiempo. Ya sabes, encuentra tu punto más fuerte y no tengas miedo a pensar que saber más que otros sobre ese tema.

Marketing de afiliados

En este caso hablamos de un trabajo de hormiga, que poco a poco va formando algo más grande para poder conseguir esas cantidades que nos interesan. Cualquiera puede abrir un pequeño blog de reseñas e incluir sus enlaces de afiliado para Amazon, y de ahí ir sacando algunas comisiones desde el principio.

Busca un tema que te guste, que tenga un buen nicho de mercado, y empieza a escribir recomendaciones sobre productos relacionados. No necesitarás grandes conocimientos técnicos ni una inversión inicial muy grande, solo constancia para que tu web vaya creciendo. Si consigues que muchos usuarios visiten tu página, las ganancias llegarán solas.

Dropshipping

Las tiendas online se han convertido en parte natural de nuestro día a día, y podrías estar vendiendo tus propias creaciones por internet. También podrías tener un almacén lleno de stock e ir sacándolo según las compras de tus clientes. Pero esto te mantendrá atado a un lugar (luego hablamos de movilidad), y hay una opción más interesante.

El dropshipping es una forma de venta en la que solo tendrás que hacer de intermediario. Busca un proveedor que no sea muy conocido en tu país, crea una tienda online como “escaparate” y, a través de sistemas automatizados, tu propia web enviará los datos del pedido de tu cliente al fabricante original. Eso sí, ten en cuenta que las reclamaciones e incidencias te llegarán a ti, y tendrás que saber lidiar con ellas.

Redes sociales

El mundo de los influencers, youtubers o streamers ya es de sobra conocido por todos. Con una cuenta de Instagram y muchos seguidores puedes conseguir dinero extra sin problemas. Está claro que no vas a tener millones de seguidores desde el primer minuto, pero ya te he dicho que lo importante aquí es ir haciendo cosas sencillas a lo largo del tiempo.

Lo mismo pasa con YouTube o Twitch o similar. Si logras que muchas personas vean tus vídeos, tus ganancias irán aumentando a medida que suban tus suscriptores. Incluso, en YouTube, los vídeos antiguos seguirán reportando beneficios a lo largo del tiempo. Mantén viva tu comunidad y ellos harán el resto.

Analiza las diferentes oportunidades

Si todavía tienes dudas sobre qué empezar o quieres asegurarte de elegir la mejor opción, no hay nada como pararse un momento a observar cada caso. Te dejo aquí siete aspectos que puedes estudiar en cada una de las formas cuando veas cómo ganar dinero desde casa, para así elegir la que más se adapte a ti.

  • Asequibilidad: Piensa en lo sencillo o no que es empezar desde cero con ese proyecto, sin necesidad de grandes inversiones.
  • Liquidez: Que nuestro negocio esté ligado al dinero en líquido, que no necesites grandes pasivos de los que no puedas despegarte.
  • Pasividad: Cómo funciona este proyecto sin necesidad de que tú estés siempre activo e involucrado.
  • Movilidad: Es uno de los puntos más importantes, ya que te permitirá elegir dónde vivir y desde dónde trabajar sin estar atado a un lugar.
  • Rentabilidad: Depende mucho de la percepción subjetiva de cada uno, ya que implica cuánto tiempo “gastas” para sacar más beneficios o menos.
  • Escalabilidad: Debes comprender cómo de sencillo será hacer tu negocio cada vez más grande sin tener que implicar cada vez más recursos o más tiempo.
  • Dificultad: Cómo puede iniciarse en este negocio sin necesidad de tener conocimientos anteriores.

Como habrás visto, ganar dinero desde casa no es complicado. Solo se requiere paciencia y un poco de trabajo todos los días. No dejes de seguirme para conocer más sobre cómo mejorar tu economía y diferentes métodos para conseguir la independencia financiera absoluta. ¡Escala tu trading en sólo 90 días!

¡Te espero aquí!