¿Has oído hablar de gaps de apertura pero no terminas de entender el término? 

Te propongo un ejemplo muy claro:

Imagínate que eres propietario de un piso a las afueras de una gran ciudad, y ahora mismo la cotización media de la zona es de 900€/m2. Después de unas elecciones, el ayuntamiento decide llevar una línea de metro hasta las cercanías de esa vivienda, puesto que antes la parada más cercana estaba a más de 2 kilómetros. ¿Qué crees que ocurrirá con el precio del metro cuadrado? Gracias a esta nueva información (aunque aún no se haya construido), los pisos de la urbanización comenzarán a venderse a 1000€/m2 o 1100€/m2.

Esto sería lo que en cotización conocemos como gap al alza. Cuando una noticia relevante es conocida por todos los agentes del mercado al mismo tiempo (esto es importante), se produce este hueco o gap.

¿Entiendes ya más o menos el concepto? Sigue leyendo, porque en este artículo lo analizamos en profundidad para que comprendas cómo trabajamos los gaps de apertura desde Zartex.

También te puede interesar:

Cómo interpretar las velas japonesas

Qué es operar en corto

Qué son los gaps de apertura

Los gaps son movimientos en el mercado que se producen habitualmente mientras la sesión bursátil está cerrada. Estos son el resultado de la llegada de nueva información destacada, que cuenta con la importancia suficiente como para alterar de forma repentina el precio de equilibrio que antes existía.

Como hemos apuntado anteriormente, esta noticia debe llegar a todo el mercado al mismo tiempo; ya que de hacerlo de una forma escalonada nos encontraríamos con una tendencia que va incrementándose, no un hueco (gap).

Lo más habitual es encontrar estos gaps en el momento de apertura del mercado, ya que se generan las condiciones más adecuadas para ello. Si operamos, por ejemplo, en mercados europeos, la hora de cierre es a las 17.30 horas. Desde entonces hasta la hora de apertura, las 9.00 horas del día siguiente, pueden ocurrir muchas cosas:

  • Evolución de los mercados americanos, desde las 17.30 horas hasta las 22.00 horas.
  • Evolución de los mercados asiáticos.
  • Evolución de los Futuros Globex en los mercados norteamericanos, anticipando el comportamiento de la siguiente sesión.
  • Evolución de las curvas de tipos de interés a largo plazo más importante.
  • Noticias de impacto para el mercado europeo.

Cómo interpretarlos

Un hueco como tal no lo puedes tradear, pero sí puedes operar con los gaps de apertura yendo en contra o a favor de su movimiento. Para ello, debes elaborar (o trabajar con alguien que lo haga) un sesgo de pre-apertura de los mercados europeos (si seguimos en el ejemplo anterior). 

Antes de las 9.00 horas, formarás tu sesgo de pre-apertura para predecir cuál es el movimiento posible al abrir los mercados. Según los puntos que hemos señalado arriba, habrá un ajuste en los precios que se producirán mediante un gap, por lo que debemos estudiar si puedes aprovecharlo en tu beneficio.

Vamos a exponer una situación concreta: el sesgo de pre-apertura es bajista, y la proyección del gap indica que habrá una pérdida de valor en ese bien, por lo que podrías operar a favor del hueco. Esto es: vendiendo en la pre-apertura o aguantar un poco a que el mercado corrija ese gap y tratar de vender a un precio más alto.

Esto es solo un ejemplo, pero sirve para ilustrar cómo podrías generar una estrategia con gaps de apertura en tu favor. Como siempre, lo más importante es analizar cada operación en su contexto y con toda la situación que le rodea, para tomar las mejores decisiones.

Existe una diferencia importante según si la compañía que analices tiene un alto volumen de contratación (por encima del 1.000.000 de títulos) o no (por debajo de 500.000 títulos).

Cuando hablamos de volúmenes inferiores a los 500.000 títulos, en el momento del cierre de una sesión sigue existiendo demanda (en caso de cierre alcista) u oferta (en caso de cierre bajista). Esto nos lleva a deducir, a través de numerosos estudios, que cuando una acción tiene un cierre al alza o a la baja muy pronunciado, las posibilidades de continuar subiendo o bajando son superiores a lo normal en la apertura siguiente del mercado. 

En una estrategia a corto plazo, por tanto, te interesa no cerrar tu posición al terminar una sesión, sino esperar a los movimientos de apertura de la siguiente.

Por el contrario, cuando analizamos la variación de precios de las compañías con un alto volumen de contratación, ocurre justo lo contrario. Por tanto, si operamos en trading a corto plazo, será mejor cerrar la posición al momento de cierre de la sesión bursátil, evitando así la pérdida de potencial económico.

¿Te gustaría saber reconocer y operar con gaps de apertura para adecuarte a los movimientos del mercado?

Te esperamos en las clases online de Zartex: la formación donde aprenderás todo lo necesario para poder vivir del Trading.