En este post te cuento qué son los futuros en bolsa, los distintos tipos de futuros que hay y cómo funcionan de forma práctica.

Aunque su funcionamiento interno tiene cierta complejidad, lo cierto es que podemos entender fácilmente lo que son los futuros en bolsa, analizando un ejemplo de compra de uno de los índices más utilizados: el IBEX 35.

También te daré algunas claves para saber cómo operar con futuros en bolsa. ¿Cuál es la mejor hora para comprarlos? ¿Cuándo vencen? O… ¿Cómo determinar el precio de los futuros?

Quédate para conocer todo lo que tengo preparado y mucho más.


¿Qué son los futuros en bolsa?

En Trading, los futuros en bolsa son derivados financieros en los que se acuerda por parte de dos inversores el compromiso de compra y venta de un valor en una fecha futura, conocida como fecha de vencimiento.

Un concepto esencial dentro del mercado de futuros es el activo subyacente. Se trata de aquellos activos en los cuales nos basamos para establecer el valor de los futuros. 


¿Por qué son tan importantes los activos subyacentes? 

Como los futuros no solo se usan para comprar materias primas, sino también índices bursátiles, intereses y acciones, el activo subyacente se convierte en el bien de referencia sobre el que se realiza el contrato financiero en cuestión.

De los contratos de futuros también debes saber que, como en cualquier contrato financiero, existen una serie obligaciones mutuas que deben respetarse. Por un lado, la compra del activo debe realizarse cuando se agota la fecha de vencimiento y, por el lado del vendedor, este debe entregar la acción en la fecha pactada.

Todas estas condiciones se fijarán en el contrato de compraventa de futuros: fecha de vencimiento, precio de los futuros… Si quieres conocer algunos puntos clave sobre cómo determinar tu precio y elegir la mejor fecha, quédate que tengo mucho que contarte.

¿Qué indican los futuros?

Si prestamos atención a los futuros en la bolsa de valores, nos daremos cuenta de que son los que permiten a cualquier trader comprar y vender valores en un índice financiero con posibilidad de fijarlo para una fecha futura. 

¿Cómo actúa? El índice de futuro especula sobre por dónde se moverán los distintos índices, como el S&P 500 en Wall Street, por ejemplo.

¿Cuál es el mejor horario para operar futuros?

Como con cualquier derivado financiero, las mejores horas para operar son las de mayor volumen. Eso sí, ten en cuenta que algunos horarios de negociación de futuros vienen determinados por cada mercado en función de su categoría o índice de acciones. 

La buena noticia es que la posibilidad de operar con futuros siempre está abierta para los traders, 24/7, así que operar con futuros en bolsa es una opción muy cómoda y flexible si estás pensando en lanzarte a ello. Encontrarás la flexibilidad que necesitas y potenciales oportunidades de mercado.

¿Cómo se determina el precio de un futuro?

Como ya he mencionado anteriormente, en el contrato se acuerdan tanto la fecha de vencimiento como el precio. Entonces, ¿cómo se determina el precio de los futuros en bolsa? 

Se establece a partir del precio actual con respecto al activo subyacente en el momento del contrato. No se realizará en función de los precios durante la fecha de vencimiento. Aunque, en realidad, si se desea no hay que esperar a la fecha de vencimiento para liquidar los contratos.

Tipos de futuros financieros

Existen numerosos tipos de contratos con claras diferencias entre unos y otros. Te resumo los principales tipos de futuros en bolsa:

Futuros de Índices

Los contratos de índices bursátiles son bastante habituales. Lo que se hace es especular sobre los movimientos de los distintos índices fijando una fecha futura de vencimiento y negociando un precio al cual se venderán/comprarán los futuros.

Te pongo un ejemplo práctico con el Ibex 35. Si este cotiza sobre los 10500 puntos, su futuro rondaría este precio de forma aproximada. Aunque la fecha de vencimiento sea dentro de un mes, el contrato se compra por los 10500 pues es el precio actual.

Pasada una semana, observamos las subidas y bajadas del IBEX 35. Si vemos que cotiza a 12000 puntos, liquidamos unas ganancias considerables al vender nuestro contrato. Si, por el contrario, ocurre un bajada en la cotización, perderíamos dinero. También existe la posibilidad de renovar el contrato en la fecha de vencimiento. 

Futuros de Acciones

Realizar contratos de futuros sobre acciones puede tener muchas ventajas, sobre todo si consideramos la posibilidad de apalancamiento para obtener más exposición en el mercado.

El funcionamiento de los futuros de acciones no es tan diferente de otros contratos de futuros. Al término del contrato, el comprador paga cada acción al precio fijado y el vendedor está obligado a entregar las acciones subyacentes.

Futuros de Materias Primas

Las materias primas se pueden comprar como cobertura contra posibles cambios que se experimenten en bienes como la agricultura, el oro, el petróleo, etc. También se utilizan futuros de materias primas para especulación y apuestas sobre los distintos movimientos de precios en el futuro.

Lo más significativo es que el potencial de beneficios es enorme, aunque el porcentaje de riesgo también tiende a ser alto.

Si quieres invertir en materias primas, los contratos de futuro son uno de los métodos más utilizados, junto con la compra de acciones a empresas de especialidades.

Quizá también te interese: 

¿Cómo operar en el mercado de futuros?

Si has leído hasta aquí probablemente te estás preguntando qué hay que hacer para invertir en mercados de futuros. 

En España, la negociación de futuros financieros se realiza a través del MEFF, aunque si quieres conocer los más famosos a nivel internacional el EUREX es tu apuesta. Este mercado de futuros financieros con sede en Frankfurt negocia Euro Stoxx 50 y DAX 30. 

¿Quieres conocer más? En las formaciones de Zartex podrás consultarme lo que necesites. Como por ejemplo… ¿Cómo empezar a operar en el mercado de futuros?

  • Abre una cuenta en uno de los mercados de futuros o contacta a un bróker con acceso al mismo.
  • Elige la fecha de vencimiento que quieres fijar.
  • Calcula el porcentaje de beneficio/riesgo que vas a asumir teniendo en cuenta las comisiones de operación.
  • Valora las características como tipo de contratos, precios y límites y las posiciones a la hora del cierre de la negociación.

En cualquier caso, ten en cuenta que la forma más sencilla de empezar es operar cuando sabes que el valor de la compra va a subir en el futuro y compras para, posteriormente, vender tu contrato. ¿Conoces otras formas de operación?

¡No te quedes con ganas de saber más! Apúntate hoy a la formación de Zartex clicando aquí.