Vivir de inversiones y rentas, y no tener que levantarse con el despertador y dirigirse a un trabajo rutinario es el sueño de todo emprendedor. De hecho, nos atreveremos a decir que es una sueño que todos nos imaginamos alguna vez, de cara a una realidad: ganamos menos en relación con nuestro esfuerzo…

¿Y si no es solo una fantasía? Permítenos decirte que es totalmente factible cambiar tu estilo de vida por uno donde vivas sin trabajar o semitrabajando. ¡Ojo!, no es fácil, pero si comienzas de una vez y das los pasos correctos, te encaminarás a una vida de ganancias anuales en crecimiento.

Continúa con nosotros y aprende cómo organizar tus finanzas. Por supuesto, el único que puede garantizar los resultados eres tú, así que afila tu mentalidad de inversionista y descubre cómo vivir sin trabajar es posible.

¿Cómo vivir sin trabajar a través de tus inversiones?

Conseguir que la rentabilidad de tu capital sirva para apoyar tu estilo de vida no es algo fácil. Este es tu objetivo final; aquello que debes construir con organización y constancia.

¿Qué quiere decir esto? Que es posible forjar una base de inversión asumiendo un estilo de vida inversionista. 

Construir esa base es tu objetivo principal. La idea es que esos activos se alimenten con tu contribución y la influencia de intereses. Cubriendo la variabilidad de mercado y posibles pérdidas. Sin embargo, con un capital ya construido, alimentado y en crecimiento, existe una manera ideal de que solo con tus inversiones puedas compensar tus gastos: Los ingresos pasivos.

Vivir de ingresos pasivos es hoy posible

Las ganancias pasivas son un tipo de renta que escapa del clásico modelo ‘trabajo/ganancia’. Es decir, no requieren de ningún esfuerzo continuo de tu parte para conseguirlas, al obtenerse por la acumulación de intereses o por ganancias que no requieren de tus acciones constantes. Puedes invertir o crear un negocio que genere beneficios en piloto automático. No son recursos que obtienes de la nada, sino que suponen unos ingresos constantes sin necesidad de una dedicación continua. 

¿Cómo vivir sin trabajar y ganar dinero? Con una serie de inversiones se puede vivir de los intereses si tomamos una pequeña porción del capital invertido para cubrir tus gastos.

La idea es que dicho porcentaje no desestabilice a tu inversión, manteniendo su rentabilidad y crecimiento. De esta manera, los números de las finanzas estarán a tu favor y no tendrás que depender solamente de los ingresos activos.

La mejor forma de poner a trabajar a tu dinero

Vivir de inversiones es posible si llevas tus finanzas a buen puerto. Sin embargo, como ya dijimos, esta es la meta. Necesitarás construir un capital que permita que los intereses generados lo hagan crecer, logrando que el mínimo que saques responda a tus necesidades. 

Para construir una inversión que te permita vivir de tus ganancias pasivas, es necesario que pongas en práctica una serie de cosas:

1.      Realiza un balance de gastos: si te preguntas “¿Cómo se puede vivir sin trabajar en España?” Lo esencial es que realices un cuadro de gastos. Así puedes determinar dónde gastas más/menos, cuánto necesitas y cuánto puedes invertir. Considera los impuestos de Hacienda para ello.

2.      Empieza con pasos pequeños: la independencia financiera total es difícil, pero no significa que no puedas aplicar la fórmula a una escala inferior. Es decir, encuentra aquello que más disfrutas y haz una inversión mensual a tu favor. Con el tiempo, ese mínimo que extraigas contempla dicho gasto anual.

3.      Aplica la compra automática de fondos indexados: esto es algo opcional, pero es una estrategia que funciona. Al programar una orden de compra automática mensual en un broker, serás capaz de cultivar ganancias anuales con un beneficio medio del 8%.  

Regla del 4% o tasa segura de retiro

Como mencionábamos anteriormente alcanzar la independencia financiera es un fin al que se puede llegar de muchas maneras. Desde el quiero vivir sin trabajar a mi dinero trabaja por míhay muchas acciones que construyen el camino para alcanzar la vida soñada. Teniendo clara la meta y con esfuerzo es posible lograr la vida deseada. 

Una de las maneras más empleadas en trading es la de invertir en fondos indexados con una varibilidad de mercado, pero con ganancias que rondan el 8% de la inversión. Con un poco de ojo y experiencia es posible establecer unos hábitos de inversión que mantengan tu dinero y lo hagan crecer a un ritmo mayor que el gasto generado. Para ello, es importante tener en cuenta la cantidad retirada en cada inversión cubrir tus gastos. 

¿Existe alguna tasa segura de retiro? Claro, es la conocida regla del 4%.

Con este porcentaje, los riesgos se limitan casi por completo. Independientemente de que tengas malos años, tu capital podrá sobrevivir y seguir alzándose. Debido a esto, probablemente sea la mejor forma de vivir de rentas.

Lograr vivir con solo el 4% de tu capital suena difícil, pero no lo es. Con inversiones moderadas y un buen desarrollo de tu capital, serás capaz de alcanzar números de independencia financiera en pocos años. Este es un sueño que puedes lograr si te lo propones.

Si quieres aprender más sobre como vivir de las inversiones, no dudes en apuntarte a la formación Zartex. Aprende a ser un trader profesional de manera online con nosotros, para que tus finanzas puedan seguir creciendo.