Si ya comenzaste a introducirte en el trading, te encontrarás con términos poco conocidos, pero que son comunes como Ask trading, Bids o Spreads. Por su importancia, enseguida te explicamos qué significan y la relación que guardan entre ellos.

La esencia del trading es generar ganancias al anticiparse a la variación de precios en el mercado. Por poner un ejemplo, puedes comprar un activo (el que sea) a un precio relativamente bajo y cuando los precios suban, venderlos para obtener tu ganancia.

¿Fácil verdad? Puede ser, pero siempre es necesario un poco de intuición y conocer bien los términos que se utilizan en esta área para que des los pasos acertados y de esta manera no pierdas tu inversión. Así que ¡Comencemos!

¿Qué significa Ask en bolsa y para qué sirve?

Cuando comenzamos a operar en los mercados financieros, el vendedor ofrece los precios de las acciones que están a la venta. Al respecto, el precio de venta se denomina Ask, y corresponde al precio más bajo al que un vendedor está dispuesto a vender sus acciones, este valor también es conocido como precio de oferta.

Dicho de forma sencilla es un precio bajo y con mayor interés para el comprador. El Ask se establece en mercados tales como Forex o La Bolsa de Valores. El Ask trading viene de la mano con otro término muy importante: el Bid.

Si el Ask corresponde al precio de venta, el Bid es todo lo contrario: El precio de compra. Es decir, cuando hablamos de Bid nos referimos al precio máximo que ofrece un comprador para obtener un activo.

Otro detalle a tener en cuenta es que el precio de venta (Ask) siempre será superior al precio de compra (Bid) y la diferencia de precios entre ambos recibe otro término: Spreads. Según los creadores del mercado, el Spread corresponde a la compensación obtenida debido al riesgo de las constantes órdenes de compra y venta, con la finalidad de mantener los precios.

El Spread surge porque siempre se compra a un precio más alto y se vende a un precio más bajo, esto permite que los activos siempre tengan liquidez.

Veamos un ejemplo: Una acción está a la venta por 8,10 euros, lo que se denomina Ask y se compra por 8 euros lo que llamamos Bid. La diferencia entre ambos es solo 10 centavos, esa diferencia es lo que llamamos Spreads

Es importante resaltar que el Spread debe ser pequeño. Es decir, la diferencia entre el Ask y el Bid no debe ser tan alta. Ya que, debe haber un espacio para la negociación, donde se llegue a un acuerdo para que la compra-venta se efectúe. Por poner un ejemplo: si tú vendes una acción en 100 euros y mi precio de compra es de 80 euros, el spread o diferencia es de 20 euros, con lo que sería imposible llegar a un acuerdo.

Sin embargo, si el ask es de 81,20 euros y el bid es de 81,25 euros, la diferencia es solo de 0,05 euros, es fácil llegar a un acuerdo y cerrar un trato.

Ask y BID, los indicadores de estado del mercado

En las plataformas de trading es fundamental que puedas visualizar en los indicadores de mercado tanto el Ask como el Bid.

Por ejemplo, si ves una acción y el valor de la misma refleja un único precio, no puedes determinar si el valor corresponde al Ask o al Bid. Si ejecutas la orden de mercado, puede que el precio a pagar sea diferente al que viste al inicio.

Por ello, antes de realizar una operación, debes asegurarte de verificar bien la información que estás visualizando. Algunas plataformas te permitirán ver ambos indicadores si lo configuras de esa manera.

Tanto el Ask como el Bid son indicadores del estado del mercado. Estos se pueden consultar siempre que sea preciso a fin de estudiar las estrategias de trading que se estudiarán antes de efectuar cualquier operación.

El ask y los mercados de futuro

En el mundo de las finanzas, el mercado de futuro hace referencia al mercado en el que se comercializan contratos estandarizados de compra-venta de una cierta mercancía a un precio y cantidad determinados. Sin embargo, la cuestión radica en que la transacción monetaria no se efectúa de inmediato.

Pongamos un ejemplo: una acción se pone a la venta y se llega a un acuerdo con el comprador. Sin embargo, el pago no se efectúa en el momento, sino que se establece un plazo a futuro para pagarlo.

Se pacta un precio y una fecha específica a través de un contrato. Este tipo de negociaciones permite mantener un precio de compra-venta fijo y evitar las fluctuaciones del mercado.

El Ask trading es muy empleado en este tipo de negociaciones a futuro, con lo que se reduce el riesgo de variabilidad que pueda surgir y es una protección para posibles crisis económicas.

Si quieres aprender más, no te pierdas la oportunidad de convertirte en el mejor trader con la metodología exacta que necesitas para hacer despegar tus ingresos. Un curso de formación gratuita que no te debes perder. Inicia en el mundo de Ask trading y hazte todo un experto la inversión online.